Las recetas de Raffaella Carra

Las recetas de Raffaella Carra
$400,00
24 cuotas de $30,38
Ver el detalle de las cuotas
Ingrese aquí su código postal para calcular su costo de envío:

Las recetas de Raffaella Carra
Octaba edición 
Ediciones B - España - 1993

TAPA DURA

Un buen anfitrión debe nutrirse de la mejor literatura para poder tener conversaciones interesantes con sus invitados e impresionarles con sus dotes oratorias. En cuestión de cocina no puede ser menos, su biblioteca debe abarcar todo tipo de recetas, de todo tipo de alimentos, de todo tipo de estilos y nacionalidades, de todo tipo, incluso como el que ocupa esta publicación.
Este libro tiene como finalidad el de aconsejar a las comunes mortales a conseguir la envidiable forma física de la cantante y presentadora. La estructura del libro se basa en sus reflexiones, una sección de platos a base de Hidratos de carbono, platos que ella llama “comodín” y platos a base de proteínas, además de diferentes consejos sobre las mezclas de alimentos a evitar para mantener la línea.

En la primera sección reinan la pasta y la pizza, acompañadas por algunas sopas y ñoquis. Destacaría los Fusilli con nabos (el nabo, ese gran olvidado de la cocina diaria) y los Espaguetis “Pobres pero Buenos” con romero, aceite, ajo y guindilla, es decir, en cuestión de salsas para la pasta, la aportación de este libro no es el no va más que digamos. Son interesantes los Ñoquis al falso pesto, que sin ser nada del otro mundo nos ofrecen una versión light del pesto sin piñones ni queso parmesano. Como sopas destaco dos la “Antigua”, un potaje de achicoria, hinojos, apio y tomate, y el Gazpacho de Danilo, que es un gazpacho normal pero sin pan. Sin duda adelgazarás comiendo estas recetas, ya que de apetecibles tienen lo justo.

 

Las pizzas consisten en una base light sobre la cual hay que posicionar todo tipo de verduras: Espinacas (con un alarde de creatividad esta pizza se llama Popeye), achicoria, judías verdes, brécoles, calabacín, berenjenas y hasta el Festival del Huerto, es decir, todo junto. Aunque la que se lleva el premio es la Tortuga, a base de lechuga.

Los platos comodín consisten en crudités, menestras, potajes, cremas, verduras a la parrilla y revueltos. La única receta que me ha parecido digna de mención y que quiero probar es la calabaza picante (salteada con ajo y guindilla).

En la parte de las proteínas tampoco hay una gran innovación: solomillos y bistecs aromatizados, estofados con verduritas, aves en salsa y una receta que me inquieta, más por el nombre que por su sencilla composición: Huevos revueltos con una lincha de mozzarella fundida. Lo que desconcierta: se llaman Huevos Supermán.
Fuente del texto: http://cocinayrecetas.hola.com/buenanfitrion/tag/raffaella-carra/